Carta de Convivenica

Elaborada por el Claustro de Maestros y los Padres y Madres del Centro a lo largo del curso, se aprobó por el Consejo Escolar en junio de 2008. Esta Carta que recoge los principios y valores por los que apuesta este Centro es el verdadero ideario de la Comunidad Educativa del Colegio Domingo Miras.

CARTA DE CONVIVENCIA

La Carta de Convivencia del Colegio Domingo Miras, tiene como finalidad crear en este centro educativo un clima en el que, mediante el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje, se formen ciudadanos y ciudadanas críticos que participen activamente en la construcción de un mundo más solidario, más tolerante, más saludable y más combativo contra las discriminaciones y que reconozcan y asimilen los valores universales recogidos en la Declaración de Derechos Humanos y la Constitución Española.

De este modo, la convivencia está orientada por los siguientes principios y valores:

Ø La transmisión de los valores que favorecen la libertad personal, la responsabilidad, la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la justicia, factores básicos de la vida en común.

Ø El respeto por los derechos y deberes de todos los componentes de la comunidad educativa, garantizando su protección y defensa.

Ø El desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje en un clima de respeto mutuo.

Ø La participación de toda la comunidad educativa en la elaboración y control del cumplimiento de las normas de convivencia del centro.

Ø El pleno desarrollo de la personalidad del alumno.

Ø La formación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad, dentro de los principios democráticos de convivencia.

Ø La formación para la paz, la cooperación y la solidaridad entre los pueblos.

Ø La efectiva igualdad de derechos entre los sexos, el rechazo a todo tipo de discriminación y el respeto a todas las culturas y religiones.

Ø El fomento de los hábitos de comportamiento democrático, así como los que pongan en valor el esfuerzo como actitud necesaria en todos los ámbitos de la vida.

Ø La calidad de la educación para todo el alumnado, independientemente de sus condiciones y circunstancias.

Ø La equidad que garantice la igualdad de oportunidades, la inclusión educativa y la no discriminación y actúe como elemento compensador de las desigualdades personales, culturales, económicas y sociales, con especial atención a las que deriven de discapacidad.

Ø La formación personalizada, que propicie una educación integral en conocimientos, destrezas y valores morales en todos los ámbitos de la vida personal, familiar, social y profesional.

Ø La preparación para participar activamente en todos los ámbitos de la vida.

Ø La adquisición de hábitos intelectuales y técnicas de trabajo, así como de conocimientos científicos, técnicos, humanísticos, históricos y estéticos.

Ø El desarrollo de las capacidades creativas y del espíritu crítico.

Ø La relación con el entorno social, económico y cultural.

Ø La formación en el respeto y la defensa del medio ambiente.

Ø Desarrollar en el alumnado todas las habilidades necesarias para leer diversos materiales escolares y no escolares, haciéndolo habitualmente y disfrutando con la lectura.

Ø Saber dar respuesta adecuada a las necesidades que surjan en cualquier momento del proceso educativo, estando abiertos a las innovaciones educativas que se produzcan.

Ø Promover un modelo educativo bilingüe que favorezca el intercambio cultural y lingüístico dentro del marco de la Unión Europea.

Todos estos principios y valores enumerados, procurarán, en definitiva, que el sentido de la responsabilidad y de la justicia sean aceptados y practicados de manera natural por todos sus componentes, quienes considerarán el diálogo y la solidaridad como actitudes indispensables para su logro.

Nota.-Esta carta está a disposición de todos en el apartado de descargas.